LAS 10 MEJORES PLANTAS DE INTERIOR PARA PURIFICAR EL AIRE

Algunas plantas de interior son ideales para decorar nuestro hogar y, además nos pueden ayudar a depurar el aire para crear un ambiente más saludable

 

Muchas de las plantas más populares en nuestros hogares y oficinas, tienen una función más allá de la decoración. Se encargan de filtrar algunas de las sustancias nocivas para la salud que son más comunes en el aire de los espacios interiores: amoníaco, benceno, tricloroetileno, entre otros.

Suelen ser plantas fáciles de adquirir, que no necesitan grandes cuidados y son bastante adaptables. Se recomienda tener variedad ya que no todas filtran el mismo tipo de sustancias, y aumentar la cantidad dependiendo del número de personas que vivan en el hogar o trabajen en la oficina.

Además, también tenemos que tener en cuenta que todas las plantas desprenden oxígeno, indispensable para nosotros, y absorben dióxido de carbono durante la fotosíntesis. Así que cualquier planta, aunque no filtre ninguna otra sustancia, nos es beneficiosa y necesaria.

A continuación, nombraremos las mejores plantas para purificar el aire y qué sustancias absorben:

-Potos (epipremnum aureum): puede que sea la más popular y la más adaptable, acostumbra a vivir fácilmente y durante muchos años, sin mucho riego ni luz solar directa. Filtra tres de los tóxicos más comunes a nuestros hogares: formaldehido, benceno y xileno. También se dice que ayuda a eliminar los olores. Se recomienda ponerla en lugares amplios ya que puede llegar a crecer mucho, y elevados si tenemos niños o mascotas en casa, porque sus hojas son tóxicas.

-Cintas (chlorophytum): también son muy populares, sobre todo porque no representan ningún tipo de peligro para niños y mascotas. Necesitan un poco más de luz que los potos y son plantas colgantes, por lo que su lugar adecuado es uno elevado. Absorben benceno, xileno, monóxido de carbono y formaldehido.

-Palmera china o palma de bambú (raphis excelsa): necesita luz sin sol directo, bastante humedad y temperaturas no muy frías. Se tiene en cuenta que suelen conseguir bastante altura a la hora de decidir donde ponerla. Filtra benceno, formaldehido, tricloroetileno, xileno y amoníaco.

-Flor de la paz (spathiphyllum): necesita humedad y bastante luz, tiene una flor blanca muy bonita a lo largo de todo el año. Se recomienda polvorizar las hojas de vez en cuando, y pasarle un trapo una vez por semana para que no se acumule el polvo. Filtra formaldehido, benceno y tricloroetileno.

-Helechos (nephrolepis exaltata): hay de muchos tipos, pero no todas son aptas para interiores así que también es una buena opción ponerlas a la puerta de entrada de la casa, al exterior, como barrera. Necesita más riego que las plantas anteriores y filtran diferentes tipos de sustancias dependiendo de la especie concreta, principalmente: formaldehido, monóxido de carbono, xileno y muchos derivados de detergentes y cosméticos.

-Lengua de tigre (sansevieria trifasciata): es una de las más completas ya que absorbe benceno, xileno, formaldehido y tricloroetileno, además de dióxido de carbono. Puede sobrevivir en temperaturas bastante elevadas y bastante bajas, con poco riego siempre que tengan mucha luz.

-Dracena (dracaena marginata): no es exigente respecto la luz y el riego, pero necesita una temperatura estable tirando a cálida. Pueden llegar a ser muy altas, pero a lo largo de muchos años, en general son de crecimiento lento. Filtra xileno, formaldehido y tricloroetileno.

-Hiedra (hedera helix): se tiene que tener en cuenta que crece mucho y bastante rápido, y que es venenosa para decidir donde ponerla. Las especies pequeñas pueden vivir en los interiores, pero es una buena opción si disponemos de jardín. Es especialmente beneficiosa para los asmáticos y gente con problemas respiratorios ya que ayuda a eliminar la mucosidad. Absorbe benceno, xileno y formaldehido.

-Anturio (anthurium andreanum): es muy bonita por sus flores (normalmente rojas). Necesita bastante luz para florecer, calidez constante y humedad. Filtra principalmente formaldehido, xileno y amoníaco.

-Margarita africana (gerbera jamesonii): es una planta muy vistosa gracias a sus flores de colores. Hay de diferentes especies que cambian su medida y color, para poder escoger la más adecuada a nuestro espacio. Absorbe tricloroetileno, benceno y formaldehido.